Leones de Yucatan

Leones de Yucatan

La historia de los Leones de Yucatán.

La historia de los Leones de Yucatán inició el 17 de abril de 1954 cuando debutaron en la Liga Mexicana de Beisbol teniendo como casa el desaparecido Parque Carta Clara, en ese juego los melenudos vencieron 8-0 a los Tecolotes de Nuevo Laredo gracias a un impecable pitcheo del yucateco José “Indio” Peraza, teniendo como manager a Oscar Garmendia.

Tres años más tarde en 1957, los reyes de la selva conquistaron su primer título de la LMB al quedar en primer lugar del standing general, ese año Yucatán obtuvo 68 triunfos, 52 derrotas y 2 empates en 122 juegos bajo el timón de Oscar “Barriguilla” Rodríguez en una temporada en la que sin formato de playoffs, se proclamaba campeón el club con mejor récord al final del calendario regular, para entonces la Liga Mexicana tenía solo seis novenas: Leones de Yucatán, Diablos Rojos del México, Tigres de México, Sultanes de Monterrey, Tecolotes de Nuevo Laredo y Águila de Veracruz.

Tuvieron que pasar 27 años, para que los Leones regresen al trono de la Liga Mexicana ya que en 1984, el piloto cubano Carlos Paz llevó al equipo felino de menos a más para lograr su segundo título en su historia, ya con el sistema de competencia como lo conocemos actualmente, los Leones eliminaron sorpresivamente en cuatro juegos a los favoritos Diablos Rojos del México, posteriormente ganaron la final del sur frente a los Tigres de México en siete partidos lo que les dio el boleto a la Serie Final ante los Indios de Ciudad Juárez para coronarse campeones luego de seis emocionantes juegos.

El último gallardete de los melenudos llegó el 27 de agosto del 2006, durante el quinto juego de la Serie Final contra los Sultanes de Monterrey, en una inolvidable noche en el Parque Kukulcán que se extendió 14 entradas para ser definido con un cuadrangular de Jesse Castillo. Los Leones, quienes esa temporada contaban con una base de jóvenes talentosos, llegaron ese año a la final tras eliminar en los primeros playoffs a los Diablos Rojos y Tigres de la Angelópolis.

En estos 60 años, las fieras han sido cuna de diversas personalidades yucatecas como Julio Molina, William Berzunza, Fermín “Burbuja” Vázquez y Juan José Pacho Burgos quien además forma parte de los diez jugadores inmortales de los Leones, en esa lista también están incluidos Mercedes Esquer, Carlos Paz, Ricardo Conde, Leonel Aldama, Luis Arredondo, Fernando Villaescusa, Ray Torres, Héctor Espino y Fernando “Toro” Valenzuela que de Yucatán dio el salto a la fama para convertirse en ícono del beisbol universal.

El 5 de diciembre del 2013, los reyes de la selva comenzaron una nueva era al ser adquiridos por los empresarios Erick y Juan José Arellano Hernández, quienes forjaron uno de los proyectos más ambiciosos en la historia de la organización al reestructurar el equipo con peloteros de calidad que le devolvieran a Yucatán el sendero ganador que lo había distinguido desde su llegada a la LMB, a la par, se creó un enorme proyecto de desarrollo de nuevos talentos similar al que utilizan los equipos en Grandes Ligas, ya que se pretende que las fieras sean el mejor semillero de peloteros en América Latina.

Leones ha tenido nueve dueños en sus tres épocas dentro de la Liga Mexicana de Béisbol, la historia comenzó en 1954 con Álvaro Ponce Vidiella, le siguió Manuel Barbachano Ponce, posteriormente el club estuvo al mando de la Cervecería Yucateca, el cuarto dueño fue Plinio Escalante Bolio, actual presidente de la LMB y quien le cedió la estafeta a Romeo Magaña Carrillo, este a su vez le dejó la escuadra de nuevo a la Cervecería Yucateca, le siguió Gustavo Ricalde Durán que hizo al club protagonista y tras su deceso le dejó el equipo a su hijo, Gustavo Ricalde Puerto.